Hasta siempre, querido poeta.

Mario,

Hoy aquí las palabras están de luto. Todas rehúsan ser escritas en azul o en pistacho y, con terquedad, se tiñen de nuevo en negro.

Les he preguntado y dicen que en el cielo de los poetas las palabras aladas se engalanan para darte la bienvenida, reescribiéndose en colores junto al pájaro en silencio, la nube de algodón y el pino del crepúsculo.

Las palabras y sus amantes te echaremos de menos.

Hasta siempre querido poeta.

Apasionada de la belleza, de las palabras y los significados. Contemplar el mar me deja sin aliento y navegarlo a vela es una de las cosas más hermosas que existen en la vida. La evolución es mi marco de referencia, mi cosmovisión y mi sentido de la trascendencia.

1 comentario

  1. Lur
    5 julio, 2009

    ¡ay nuestro querido Mario! qué entrañable, qué poemas, qué mirada, qué personita linda!

    Me uno a tus palabras.

    Un brindis por él y por que siga presente muy dentro.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba