Hasta siempre, querido poeta.

Mario,

Hoy aquí las palabras están de luto. Todas rehúsan ser escritas en azul o en pistacho y, con terquedad, se tiñen de nuevo en negro.

Les he preguntado y dicen que en el cielo de los poetas las palabras aladas se engalanan para darte la bienvenida, reescribiéndose en colores junto al pájaro en silencio, la nube de algodón y el pino del crepúsculo.

Las palabras y sus amantes te echaremos de menos.

Hasta siempre querido poeta.

Apasionada de la belleza, de las palabras y los significados. Contemplar el mar me deja sin aliento y navegarlo a vela es una de las cosas más hermosas que existen en la vida. La evolución es mi marco de referencia, mi cosmovisión y mi sentido de la trascendencia.

1 comentario

  1. Lur
    julio 5, 2009

    ¡ay nuestro querido Mario! qué entrañable, qué poemas, qué mirada, qué personita linda!

    Me uno a tus palabras.

    Un brindis por él y por que siga presente muy dentro.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba